Centro del Tercer Mundo para Manejo de Agua

Projects

Situación de las Aguas del Mundo

Actualmente se piensa que el mundo se enfrentará a una crisis de agua en las próximas décadas debido al aumento de su escasez física. Organizaciones internacionales han publicado estadísticas en los últimos años, todas de manera similar, que muestran que cada vez más países del mundo se encontrarán en estrés hídrico debido a mayor escasez de agua. No obstante, es tiempo de revisar críticamente la fiabilidad de estas predicciones por varias razones. En primer lugar, porque la base de información que se utiliza para elaborarlas es poco fiable. Una extensa revisión llevada a cabo por el Centro del Tercer Mundo para Manejo de Agua, indica que las estimaciones nacionales de la disponibilidad de agua y su uso en la que se basan las actuales cifras globales son a menudo erróneas. Este es el caso en muchos países tales como India y China.

En segundo lugar, la extracción de agua en la actualidad tiende a usarse como sinónimo de uso del agua. Metodológicamente, esto es erróneo. A diferencia del petróleo, el agua es un recurso reutilizable (puede utilizarse y reutilizarse una gran cantidad de veces). Por ejemplo, algunos expertos señalan que cada gota de agua del río Colorado se utiliza seis o siete veces antes de llegar al mar. A nivel mundial el agua se reutiliza cada vez más tanto formal como informalmente, y todo indica que el grado de reutilización en todos los países aumentará en las próximas décadas. En consecuencia, la práctica actual de considerar que la extracción de agua es sinónimo de su uso, es errónea.

Actualmente no existen estimaciones confiables para la reutilización del agua a niveles nacionales e internacionales. Sólo existen datos para un número muy reducido de países desarrollados como Japón o Singapur, ya que los expertos del sector hidráulico no han considerado aún la reutilización como un factor importante en la disponibilidad y uso del agua.

Las estimaciones actuales de las necesidades mundiales de agua a futuro pueden resultar muy altas, y por lo tanto, es muy probable que haya que revisarlas durante los siguientes años. Al mismo tiempo, la cantidad de agua que está disponible para su uso en la actualidad se ve seriamente subestimada debido a varias razones: la reutilización y el reciclaje son ignorados; las estimaciones de la disponibilidad de aguas subterráneas tiene que ser revisadas; los avances tecnológicos están haciendo que los costos de desalación y nuevas fuentes no-convencionales sean cada vez más atractivos. Debido a éstos ajustes, se puede ser cautelosamente optimista sobre futuro global del agua.

Un aspecto importante que podría contribuir a una crisis del agua es la calidad del recurso, mismo que está en continuo deterioro. A nivel mundial, la calidad del agua recibe mucha menor atención de la que debería recibir, a pesar de que ya se ha convertido en una situación crítica. De hecho, mientras que los datos mundiales sobre cantidad de agua son deficientes, lo son prácticamente inexistentes en el caso de la calidad del agua. Incluso en países desarrollados como Estados Unidos o Japón, no existen datos que muestren la situación de la calidad del recurso a niveles nacionales. Para los países en desarrollo y los países en transición, los marcos existentes y las redes de monitoreo de calidad del agua son deficientes; no hay expertos para la adecuada gestión de la calidad del agua; y los laboratorios para el estudio de la calidad del recurso sufren de un control de calidad que tiende a ser muy pobre. Aunado a esto, los responsables de formular políticas de agua en la mayoría de los países en desarrollo están interesados en los aspectos de calidad del agua cuando existen intereses políticos y/o intervenciones de los medios de comunicación. Lamentablemente, para fines prácticos, la calidad del agua sigue estando rodeada sólo de buenas intenciones pero no de acciones concretas en los países en desarrollo y países en transición.

No es de extrañar que a causa de las deficiencias mencionadas anteriormente, los problemas de calidad de agua sean cada vez más graves de lo que parecen en todos los países en desarrollo. Por ejemplo, casi todas las masas de agua superficiales dentro y cerca de los centros urbanos están muy contaminadas. Al mismo tiempo, aun cuando los datos existentes sobre la calidad de las aguas subterráneas son poco confiables, es muy probable que aquellas cerca y dentro de los centros de población también estén cada vez más contaminadas.

La ausencia de datos e información concisos hace que gran parte del conocimiento con respecto al recurso agua deba ser analizado nuevamente. Insistimos en que la calidad y el detalle de los datos disponibles en la mayor parte del mundo no permiten analizar y/o evaluar el grado y alcance de muchos de los problemas que existen en la actualidad tanto a nivel mundial como a nivel regional. De hecho, cuando la Comisión Mundial del Agua comenzó su trabajo, muy pronto le quedó claro que la disponibilidad de datos es una grave limitante para llevar a cabo una política de diálogo mundial del agua.

Frente a estas limitantes, el Centro del Tercer Mundo para Manejo de Agua decidió realizar un proyecto sobre la evaluación de temas relacionados con el agua dulce en algunos de los principales países del mundo. El estudio incluyó cuestiones como la disponibilidad de agua (cantidad y calidad), usos, demandas, impactos sobre el medio ambiente y la salud, etc.

A diferencia de evaluaciones anteriores, estos estudios no se llevaron a cabo por burócratas en organizaciones internacionales con conocimientos limitados del tema del agua, sino por expertos conocedores de agua procedentes de los países seleccionados.

Con base en los estudios realizados se han publicado varios libros sobre el estado de las aguas de países específicos (en inglés y español). Entre ellos Water Resources of North America (Springer, 2003), que evalúa la situación del recurso agua en Canadá, Estados Unidos y México; El recurso Hídrico en México (Porrúa, 2003); Water Resources of the Indian Subcontinent (Oxford University Press, 2009) en el que se analiza la situación en Bangladesh, India y Nepal. Para más información de estos libros visite Publicaciones de esta página. Análisis nacionales de países como Argentina, Chile, China y Egipto se pueden encontrar en Publicaciones en Línea.

El Centro considera que estos estudios proporcionan a los profesionales del agua una plataforma firme para que los problemas actuales en los países en cuestión puedan ser evaluados adecuadamente y se puedan realizar previsiones sobre el potencial del recurso hídrico tanto en el presente como a futuro. Esperamos que también ayuden a los profesionales del agua a formular y aplicar soluciones realistas y rentables.

Seguir leyendo

Ver lista completa »